Bajar los sueldos a la casta política, no a los trabajadores

“Aunque el personal de salud no estamos incluidos expresamos la solidaridad con nuestros compañeros y rechazamos de plano cualquier recorte que afecte a los trabajadores y trabajadoras del Estado provincial. En el mismo sentido rechazamos una rebaja a los empleados del poder judicial.

“El martes 31 el gobierno anunció, en boca de la ministra de Coordinación Rivero, un recorte del 30% a “los salarios más altos” de la administración provincial, con el argumento de destinar más recursos a la atención de la epidemia de coronavirus.

“El anuncio aún no tiene muchas precisiones: se concretaría con el sueldo de abril (es decir en el cobro de mayo) pero el gobierno no ha informado para qué sector del escalafón o qué serían sueldos “altos”. O cuánto tiempo se extendería el recorte.

“Por último, creemos que realmente es necesario terminar con todos los privilegios de la casta política, que cobren como un trabajador o trabajadora calificado con tareas de responsabilidad y que se encuentren obligados a usar los servicios públicos (salud, educación,transporte) mientras estén en funciones. Pero debe ser para los cargos de gestión política como funcionarios del ejecutivo hasta el rango de director/a general, los jueces y fiscales y legisladores; sin afectar a los trabajadores”, concluye el comunicado de la Unión de Trabajadores de la Salud de la provincia de Córdoba (UTS-CTA).