Luis Campos: “No hay confianza en el Gobierno”

Luis Campos, economista y titular del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, analizó en Sobre la Hora las paritarias firmadas hasta el momento, y lo comparó con los índices de inflación calculados para este año. Al detallar los números de la inflación, expresó que los sindicatos “no le están confiando mucho al gobierno cuando dicen que la inflación está controlada“.

Las estimaciones indican que el gobierno quiere ofrecer un 28% de aumento: “las paritarias se despertaron y empezaron a firmarse algunos acuerdos salariales bastante importantes, sobre todo por la cantidad de trabajadores comprendidos y por el efecto imitador que pueden tener por otras actividades económicas”.

Se refiere a los acuerdos firmados: por la Unión Obrera Metalúrgica “de un 28% en cómodas cuotas, con una recomposición por pérdida salarial del año pasado que parece ser menor a lo que trascendió mediáticamente: se hablaba de un 8%, parecería ser que va a estar más cerca del 2%”.

Por otro lado, Gastronómicos cerraron también en 28%. Y por último, los trabajadores estatales que están discutiendo, y “que habitualmente firma UPCN y que habitualmente recibe la oposición de la Asociación de Trabajadores del Estado porque viene siendo muy insuficiente todos los años”.

Quienes se “escaparon” del 28% de aumento, son los trabajadores e UTEDyC en un 32%; los”plásticos” nucleados en UOTyEP en un 30%; Aceiteros que firmaron un 23% en diciembre con una cláusula de revisión para junio. También el sindicato de Pasteleros con un 30% de aumento, entre otros.

La SMATA, es uno de los que firma acuerdos trimestrales: “Es una rama que viene teniendo un fuerte impacto en el nivel de actividad, pero que en esta tradición de renovar acuerdos salariales por trimestre desde hace muchos años” y que han firmado un 21% de aumento en los dos primeros trimestres de 2019.

También el Sindicato de Sanidad, cuyas paritarias van de abril a marzo, y que si bien no está firmado aún, tiene previsto un 11,8% de aumento para los primeros tres meses, que equivale a la inflación acumulada del trimestre anterior (enero a marzo). “Luego estableció un esquema de revisiones trimestrales según cuál haya sido la inflación del trimestre anterior: pasó a un esquema parecido al de SMATA” explicó Campos.

Y el último en negociar trimestralmente es el de construcción. “Lo que negoció la UOCRA fue  un 10% de recomposición por lo que había perdido el año pasado, y un adelanto para el próximo trimestre, un 5%” que sería complementario a lo que aumenta la inflación, “y así todos los trimestres durante todo un año”.

“Si uno tiene la perspectiva de que la inflación el año que viene va a ser de un 30% puede negociar un 31%, un 32%, un 35%. Si no tiene la fuerza, tiene algún problema y le ofrecen el 28% tal vez cierra. Ahora si no tiene ni idea de lo que va a ser la inflación en los próximos 12 meses, trata de ir a un esquema que le permita ajustar en el menor tiempo posible”.

Fuente: www.sobrelahora-radio.com.ar