A 36 años de la fundación del Cispren

El 28 de septiembre de 1984, hace 36 años, el Ministerio de Trabajo de la Nación aprobó los Estatutos del Círculo Sindical de la Prensa de Córdoba -nombre que fuera aprobado por una consulta a los trabajadores realizada el 23 de marzo de ese año- resultante de la fusión del Círculo de la Prensa y el Sindicato de Prensa de la capital provincial. Tiempo antes, más exactamente en mayo, la Asociación Gremial de Periodistas de Río Cuarto había resuelto en una asamblea soberana incorporarse a la flamante organización. En 2002 se modificaron algunos contenidos del Estatuto, entre ellos la denominación: Pasó a llamarse Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba.

Y fue en Río Cuarto donde deliberó, los días 9 y 10 de junio de 1984, el Primer Congreso Provincial de Trabajadores de Prensa “Francisco Eduardo Solís” -el afiche contaba con la premonitaria ilustración de Jericles- para reafirmar “el principio de la libertad de expresión en todos los medios de comunicación masiva como condición básica para la existencia de una sociedad democrática, abierta al proceso de cambio social y el total respeto de los derechos humanos”. Una instancia deliberativa que desde ese año hasta la fecha se viene realizando anualmente en distintas ciudades y localidades de la provincia.

Primer Congreso Provincial del Cispren en Río Cuarto en el año 1984

El proceso de reunificación del gremio de prensa cordobés empezó a cocinarse antes, durante la dictadura cívico-militar. Hacia fines de 1981, un grupo de periodistas fundó el Movimiento por la Recuperación del Gremio de Prensa, una agrupación que sostenía como consigna principal la fusión del Círculo y el Sindicato en una única organización gremial.

De esa nueva generación de activistas gremiales, junto a algunos integrantes del Movimiento por la Recuperación del Gremio de Prensa, nace el Movimiento Unificado de Prensa (MUP). En las hileras de esta organización, confluyeron los mejores militantes del Círculo y el Sindicato, y durante una asamblea realizada en la Unión Obrera Gráfica Cordobesa (UOGC), se aprobó un programa de acción que contemplaba el cese de la intervención y la normalización unificada del gremio, la inmediata designación de delegados de todos los medios y la plena vigencia del Estatuto del Periodista. La comisión provisoria del MUP quedó conformada por Ángel Stival y Jorge Navarro (La Voz del Interior); María Rosa Grotti, Guillermo Fragueiro, Pedro Bernardini y Ricardo Zorrilla (Editorial Córdoba); Marcos Marchini (Canal 12); Ramón Dopazo (LV2); Margarita Sileoni (Comercio y Justicia); Guillermo Borioli (SRT) y Miguel Rojo (despedidos).

Afiche de convocatoria al Congreso Provincial en Río Cuarto, autoría de Jericles

El 14 de septiembre de 1983 cesó la intervención militar del gremio y asumieron conducciones transitorias, representativas de la voluntad de los afiliados, tanto en el Sindicato como en el Círculo. Un mes después, un plebiscito ratificó la voluntad de unificación que imperaba en las bases.

La Lista Blanca “Unidad y Participación” fue la herramienta electoral del MUP. Los comicios del 27 de diciembre de 1984 consagraron la primera conducción del Cispren encabezada por el inolvidable Oscar “Cacho” Garat, fallecido trágicamente en un accidente automovilístico en Brasil en el mes de febrero de 1994. Garat fue Secretario General del gremio los períodos 1984-86; 1986-88; 1988-90. Lo sucedió Miguel Rojo (1990-92; 1992-94).

Oscar “Cacho” Garat

En diciembre de 1994 asumió sus funciones la nueva Comisión Directiva electa el 7 de ese mes, con Juan Carlos Giuliani a la cabeza. “Pipón” Giuliani condujo la organización sindical de los trabajadores de prensa durante los años 1994-96; 1996-98; 1998-2000; 2000-2002; 2002-2005. A continuación fue electo Secretario General del gremio Guido Dreizik, quien estuvo al frente de la institución durante dos períodos: 2005-2008; 2008-2011. Posteriormente fue el turno de Carlos Valduvino que también encabezó la Comisión Directiva del Cispren dos períodos: 2011-2014: 2014-2017. En diciembre de ese año fue electa Secretaria General María Ana Mandakovic, cuyo mandato vence en diciembre de 2020.

En diciembre de 1998, vía un plebiscito que se realizó junto a la elección de renovación de autoridades, el Cispren decidió incorporarse a la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA). Tanto Giuliani como Dreizik fueron secretarios generales de la Central a nivel provincial, en tanto que Carlos Valduvino hizo lo propio en Río Cuarto y Antonio Muratore todavía ejerce ese cargo en la Regional San Francisco. Además, en representación del Cispren, Giuliani fue Secretario de Comunicación y Difusión y de Relaciones Institucionales de la CTA Nacional desde 2006 a 2018, respectivamente. Actualmente Mandakovic se desempeña como Secretaria de Comunicación y Difusión de la Comisión Ejecutiva Nacional de la CTA Autónoma.

A lo largo de estos años, el Cispren integró la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN); el Encuentro Nacional de Trabajadores de Prensa (ENATRAP); fundó la Federación de Trabajadores de la Comunicación y la Cultura (FETRACCOM-CTA) y después de 24 años de haberse desafiliado, se reincorporó a la FATPREN con el objetivo de promover la unidad del gremio de prensa a nivel nacional. En ese marco, y formando parte de la Lista Emilio Jáuregui, junto a otros doce gremios de prensa del país, integra la Conducción Nacional de la Federación que encabeza Carla Gaudensi a través de Mandakovic (Secretaria de Organización); Dreizik (Secretario de Relaciones Internacionales) y Rosana Calneggia (Primer Vocal Titular).

Fascímil de la portada del cuadernillo escrito por Roberto Reyna sobre la historia del Cispren 

El Cispren ha privilegiado la unidad de los trabajadores y el reforzamiento de su estructura sindical para detener la ofensiva neoliberal sobre las conquistas esenciales de los trabajadores. Pero más allá de que la defensa de los derechos de los trabajadores de prensa y comunicación constituya la razón de ser del gremio, el Cispren ha procurado, a lo largo de su historia, estimular la capacitación profesional de sus afiliados, brindar servicios eficientes, dignificar el ejercicio profesional y convocar a un debate permanente sobre la responsabilidad y la ética que deben guiar el desarrollo de un oficio tan apasionante como el periodismo.

Y también ha luchado y lucha para que la libertad de expresión y el pluralismo informativo permitan la construcción de una democracia más justa, plena, participativa y solidaria.

A 36 años de su creación, las tareas son múltiples y los desafíos enormes. Afrontarlos con éxito presupone la necesidad de una acción colectiva, fundada en un compromiso consciente y activo del conjunto de los trabajadores de prensa y comunicación de Córdoba y el país.

Fuente: Notas sobre la historia del Cispren “Una ejemplar defensa de los derechos de los trabajadores de prensa” de Roberto Reyna, editado en junio de 2003 por el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren-CTA)