“Brindis de la Dignidad” frente a La Voz del Interior

Por Myriam Mohaded

Este miércoles se realizó el “Brindis de la Dignidad” enfrente de la empresa La Voz del Interior, donde trabajadoras y trabajadores de prensa estuvieron movilizados en la lucha por salarios dignos y la revisión en paritarias.

En la plazoleta que se ubica en las inmediaciones del diario, bautizada por las y los trabajadores como «Plaza de la Dignidad”,  entre las 17 y 19,  se desarrolló una manifestación que tuvo como propósito, por una parte, reforzar los reclamos de los trabajadores de prensa de toda la provincia en el marco de la negociación paritaria que se desarrolla en el Ministerio de Trabajo de la Nación, y, por otra, la necesidad de insistir en las demandas puntuales por cuestiones laborales y salariales dentro de la empresa del grupo Clarín.

“La actividad fue el resultado de una discusión que tuvimos los trabajadores en una asamblea en La Voz y en ese espacio deliberativo se resolvió realizarla. Y, si bien surgió en  el diario, también se hizo partícipe al Cispren que apoyó la actividad con representantes de las diferentes seccionales y medios de esta capital, además de tener la adhesión de algunos espacios políticos y de compañeras y compañeros de otros medios”, afirmó Héctor Brondo delegado de la Voz del Interior.

La movilización se planificó en coincidencia con el brindis que había convocado la empresa para despedir el año. “Ayer, a primera hora de la tarde, el gerente general, Juan Tillard, y el de Recursos Humanos, Javier Amenzúa,  del grupo Clarín  informaron,de manera presencial al grupo de trabajadores que estaba en la planta, su decisión de suspender el brindis. Si bien la explicación era en torno a que la misma se tomó por cuestiones sanitarias ante el rebrote de Covid por la cepa Ómicron, situación atendible, nosotros atribuimos también la incidencia en la decisión de la movilización y la actividad realizada por  mejorar salarios y las condiciones  de los trabajadores de prensa de La Voz, ya que si bien se suspendió el brindis, se mantuvo la decisión del regreso de los trabajadores a la planta», amplió Brondo.

La movilización tuvo fuerte aceptación  y adhesión por quienes transitaban la zona que acompañaron con sus bocinas los reclamos salariales. Además de poseer una amplia cobertura mediática por parte de otros medios de comunicación de la provincia. Por último, fue llamativo la fuerte custodia policial, con cuatro patrulleros, incluida la guardia de infanteria, para cuidar el lugar, una exagerada e innecesaria puesta en escena en un reclamo por los magros sueldos de las y los periodistas de Córdoba.

Fuente: www.cispren.org.ar