La informalidad creció un 50% en Argentina y faltan medidas integrales, según la OIT

La Organización Mundial del Trabajo (OIT) publicó su informe sobre el Panorama Laboral en América Latina, en el que se destacó el aumento del 50% en la informalidad en el empleo en Argentina. Además, advirtieron la ausencia de medidas que promuevan la creación de empleos formales y proporciones protección social.

Según el documento, este incremento en nuestro país va “en línea” con el promedio que registra el continente, exceptuando Chile, que presenta aproximadamente un 25%, y junto con el desempleo, la informalidad afecta con mayor intensidad al segmento joven del mercado, cuya tasa es del 14,4%, más del doble que la general (6,5%).

Por otra parte, la relación entre la recuperación de puestos de trabajo y el crecimiento del empleo informal van en sintonía, ya que las ocupaciones de este tipo contribuyeron a la creación de entre el 40 y 95% de los puestos de trabajo entre el tercer trimestre de 2020 y el segundo trimestre de 2023 en la mayoría de los países.

En ese sentido, desde la OIT también alertaron por las estadísticas registradas en las brechas de género, desocupación juvenil y pérdida de poder adquisitivo de los salarios. Además, mencionaron “la ausencia de medidas integrales que respalden la creación de empleos formales y proporcionen protección social”.

El organismo internacional recomendó que haya “coordinación con políticas activas, formación profesional y políticas sectoriales con aumento productividad”, ya que en nuestro país, el Instituto de Estadística y Censos (INDEC) reveló que existen cerca de 800.000 desocupados.

Por este motivo, observó con preocupación la reforma laboral que ya cuenta con media sanción en Diputados, y la cual apunta a reemplazar la informalidad por precarización como primer escalón, al modificar las obligaciones previsionales de los nuevos contratos para que paguen monotributo.

Dada la estructura empresarial, el 55% de la informalidad se localiza en firmas privadas con una planta que no supera los 5 trabajadores; las que tienen de 6 a 40 tienen el 34% no registrado y las de más de 40, el 11%, detallaron desde el INDEC.

Por último, se especula que la tasa de desocupación oficial del 6%, que excluye a los que cobran planes sociales y unas 3 millones de personas que se sumaron al empleo público, saltaría al 16% si se considerara como desempleo todos los puestos públicos creados en la última década, más los beneficiarios del plan Potenciar Trabajo.

Fuente: www.mundogremial.com