Siguen la pelea

La Comisión Directiva de Unión de Trabajadores de la Salud de la provincia de Córdoba (UTS-CTA), dio a conocer en un comunicado, que desconoce el acuerdo del gobierno con el Sindicato de Empleados Públicos (SEP-CGT) y sigue en estado de alerta.

“El Sindicato de Empleados Públicos aceptó la miserable propuesta del gobierno a espaldas del conjunto de trabajadores y trabajadoras estatales. UTS rechaza este acuerdo y continúa en estado de alerta, con asambleas en todos los hospitales de la provincia exigiendo un aumento salarial de emergencia que compense la pérdida del poder adquisitivo desde julio hasta ahora y la continuidad de la cláusula gatillo como mecanismo para conservar el poder adquisitivo de nuestros salarios y la apertura de paritarias.

“Desde la UTS presentamos formalmente el 16 de septiembre el pedido de apertura de paritarias para lograr recomposición salarial, aumento de personal y pase a planta de los y las compañeras monotributistas y contratados una vez más no recibimos ninguna respuesta por parte del gobierno de Schiaretti. Sin consultarle a ningún compañero Pihen acordó un bono miserable e inaceptable para el conjunto de los trabajadores estatales y pretende hablar en nombre de todos a pesar de no haber hecho ni una asamblea en los hospitales. La crisis golpea con fuerza nuestros bolsillos y no podemos esperar ni un mes más. Vamos a convocar a medidas de fuerza en todos los hospitales y centros de salud para exigir una recomposición salarial urgente.

“El día  miércoles 2 de octubre a las 10  horas convocamos a una Jornada Provincial de Protesta en el Polo Sanitario donde nos encontraremos trabajadores y trabajadoras de todos los hospitales y centros de salud”.

Fuente: Gerardo Fornasero; www.gefinforma.com